Este jueves 10 de mayo en sesión extraordinaria n° 5 del Concejo Municipal de Ñuñoa, se votó por tercera vez el Informe de la Comisión Fiscalizadora para “Investigar y esclarecer irregularidades en torno a la Dirección de Obras Municipal, conocidas a partir del Informe 452/2017 del 1 de Septiembre de 2017 elaborado por la Contraloría General de la República y otras fuentes”.

Con cuatro votos favorables para la aprobación del informe,  de los concejales: Paula Mendoza (PS), Emilia Ríos (RD), Alejandra Placencia (PC) y Camilo Brodsky (MA); cinco votos en contra de los concejales: Julio Martínez (UDI), José Luis Rosasco (RN), Juan Guillermo Vivado (Independiente con cupo RN), Jaime Castillo (DC) y el alcalde Andrés Zarhi (RN); la abstención del Concejal Guido Benavides (RN) y la ausencia de la Concejala Patricia Hidalgo (PPD), dio como resultado un total de 4 votos a favor, 5 en contra, 1 abstención, no existiendo, de esta manera, pronunciamiento del Concejo Municipal.

A este respecto, la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades en su artículo 86 señala:

“El quórum para sesionar será la mayoría de los concejales en ejercicio.

Salvo que la ley exija un quórum distinto, los acuerdos del concejo se adoptarán por la mayoría absoluta de los concejales asistentes a la sesión respectiva.

Si hay empate, se tomará una segunda votación. De persistir el empate, se votará en una nueva sesión, la que deberá verificarse a más tardar dentro del tercer día. Si se mantiene dicho empate, corresponderá a quien presida la sesión el voto dirimente para resolver la materia.

Los alcaldes no serán considerados para el cálculo del quórum exigido para que el concejo pueda sesionar, pero si en el requerido para adoptar acuerdos.”

Ante lo sucedido en la última votación, Paula Mendoza ha señalado: «las atribuciones fiscalizadoras del Concejo nos obligan a exponer los indicios encontrados ante las entidades competentes, estimo que acá la Fiscalía puede investigar en profundidad y emitir un pronunciamiento que diga si no hay ilícitos y de tranquilidad a la ciudadanía, o si los hubiere siga el curso de las sanciones correspondientes»