Porque una de las funciones de los concejales es fiscalizar el quehacer municipal, es que desde la Concejalía de Paula Mendoza se ha realizado un seguimiento y fiscalización al desempeño  de la Botica de Ñuñoa, ya que se ha constatado la dificultad del abastecimiento de stock de algunos medicamentos, así como la variación en los valores de algunos remedios, esto pues se depende de los precios que entregan los laboratorios cada vez que se debe realizar una nueva compra. Es así como  se solicitó un informe de gestión de la farmacia y del abastecimiento de la misma, Informe que ponemos a disposición (*), el que fue realizado al 31 de octubre del 2016.

Por otro lado es importante destacar que hemos podido observar el impacto positivo que tiene esta farmacia, bajando el gasto de medicamentos en que incurren las familias ñuñoinas, ante lo cual Paula Mendoza señala:  «Es increíble que en el comercio habitual de cadenas farmacéuticas un medicamento X de uso permanente puede llegar a costar $50.000.- y que en la botica se adquiera apenas por $16.000 u $8.000, dependiendo del proveedor con que se haya podido adquirir. Tengo la convicción de que este servicio es un importante apoyo para las personas y espero que en el futuro la salud deje de ser un bien de consumo y se transforme en un derecho social garantizado»

(*)Informe_gestion_botica_ñuñoa_al_31_10_16