Hoy jueves 13 de abril, en el salón Verde de la Casa de la Cultura se realizó la Cuenta Pública de gestión 2016 del Cesfam Salvador Bustos. La Exposición realizada por el Director del Cesfam Dr. Cristian Carvacho, dio cuenta de las principales acciones realizadas por la Institución y contó con la asistencia de vecinos y vecinas que se atienden en este Cesfam, como de algunos funcionarios del mismo.


El Cesfam Salvador Bustos atiende a una población de 38060 personas, siendo los adultos mayores el mayor porcentaje de usuarios que asisten a este centro, de acuerdo a lo señalado por su Director. Contando con una dotación de 180 funcionarios, lo que da una relación de un médico o dentista cada 3200 inscritos, una enfermera cada 2500 y una matrona cada 4400 inscritos, lo que se condice con la realidad nacional.

Quizás el punto que más llamó la atención es el relacionado con el Presupuesto del Cesfam, pues el Director señala que parten el año 2016 con un alto déficit económico (cerca de 850 millones), señalando que el año pasado fue “un año durísmo e intenso, de ajustes, con una menor subvención municipal, gran deuda de arrastre y ahorro intenso en prácticamente todas las áreas ”, logrando mantener la calidad técnica en las atenciones.

Paula Mendoza, nuestra concejala señaló: “La salud es uno de los temas que más le importa a las familias, Ñuñoa hasta ahora ha ido respondiendo pero no es suficiente. El país necesita urgente una reforma que asegure a sus ciudadanos protección y acceso a tratamiento médico cuando se necesita. Pero que también contemple un fuerte componente de prevención  pues ello es lo que permitirá mejor calidad de vida y un mayor aprovechamiento de los recursos públicos.

Es lamentable ver que todavía tenemos abandonado el edificio comunal que bien podría ofrecer mejores condiciones físicas para el tratamiento de ñuñoinas y ñuñoinos que hoy se atienden en el Salvador Bustos: soy partidaria de que se implemente sin demora la atención en ese lugar y que no se insista en un enfoque económico que busque el lucro de un privado por sobre el beneficio al público que es el deber y la verdadera responsabilidad municipal