Para el martes 24 de octubre estaba citado el Concejo Extraordinario para abordar las irregularidades de la DOM de Ñuñoa, donde se buscaba que la Administración Municipal  diera un informe sobre situación de la Dirección de Obras, así como sobre los procesos sumarios en curso que tengan relación con las funciones de la DOM y poder crear  una comisión fiscalizadora ad-hoc que investigue y esclarezca  las irregularidades en torno a esta Dirección.

La sesión no se pudo llevar a cabo por falta de quórum, llegando las Concejalas Paula Mendoza (PS), Emilia Ríos (RD), Alejandra Placencia (PC) y los concejales Camilo Brodsky (Movimiento Autónomo) y Guido Benavides (RN). No asistieron a esta sesión los concejales Juan Guillermo Vivado (RN), Julio Martínez (UDI), Jose Luis Rosasco (RN), Jaime Castillo (DC) y la Concejala Patricia Hidalgo (PPD).

Como la sesión no se pudo realizar por esta falta de quórum, se realizó un concejo ciudadano con la presencia de la Concejala Paula Mendoza, Emilia Ríos, Placencia y Camilo Brodsky. Los que se quedaron escuchando a los vecinos presentes y dando sus planteamientos frente a este importante problema que se viene arrastrando desde hace años en la dirección de Obras, donde tanto en informes de la Contraloría, de la Seremi de Vivienda como de los Tribunales de Justicia, les han dado la razón a los vecinos, respecto a las irregularidades en la entrega de permisos de edificación y de anteproyectos.

Paula Menodza, quien ha fiscalizado y denunciado estos problemas desde hace años manifestó: “Es grave lo que sucede con Permisos y Anteproyectos de Edificación en Ñuñoa, largo tiempo fiscalizando y denunciando hasta llegar a convocar Concejo Extraordinario para recibir informes del Municipio sobre acciones y omisiones de la Dirección de Obras Municipales (DOM) y crear oficialmente una Comisión Fiscalizadora. Lamentablemente no hubo quórum por inasistencia de 5 de los 10 Concejales. Ello no impidió que los presentes realizáramos una reunión con las decenas de vecinas y vecinos que acudieron a la fallida sesión, aclaramos dudas, asumimos compromisos y seguiremos trabajando unidos sin perder el norte: que Ñuñoa tenga un espacio urbano adecuado y pensado para el bienestar las personas que vivimos y trabajamos acá.”