«Los barrios son los espacios en que se vive cotidianamente, configuran la visión de mundo de quienes los habitan, son expresión de identidad por lo que sus habitantes tienen derecho a participar de las decisiones que afectan ese patrimonio inmaterial. La Pèrgola de Plaza Ñuñoa es una muestra de ello, por lo que es razonable que la comunidad ñuñoína se movilice en su defensa» expresó Paula Mendoza al ser consultada sobre las razones de la movilización vecinal.

Plaza Ñuñoa es un espacio lleno de vida, entre sus atracciones características se encuentra el Odeón o Pérgola, espacio público que tiene cerca de 70 años y donde la comunidad se ha dado cita para la realización de múltiples actividades: partidas de ajedrez, tocatas musicales, actos político culturales, entre otras. Sin embargo esto ya no podrá seguir ocurriendo pues en marzo del año 2011 fue licitado por el Alcalde para que un empresario instale allí un restaurant.

A más de un año no se ha podido cumplir el contrato que concesiona la pérgola por 30 años pues en el subsuelo existe una sub estación eléctrica de Chilectra, por lo que hay un juicio entre el municipio y esa compañía, frente a lo que los vecinos han iniciado un proceso de recolección de firmas para exigir la anulación de la licitación y la restitución de este espacio a la ciudadanía.

La campaña Defendamos La Pérgola se inició oficialmente el Día del Patrimonio y se mantendrá abierta con apoyo de varias organizaciones sociales hasta reunir firmas suficientes para plantear esta solicitud al municipio. Paula Mendoza, en su calidad de Presidenta de la Junta de Vecinos Consistorial se encuentra liderando este proceso junto a otros dirigentes sociales de Ñuñoa.