Foto: Kena Lorenzini

Como cada año, cientos de mujeres se dieron cita para marchar por la No Violencia Contra las Mujeres, en Santiago la acción inició en Plaza Italia, cubrió la Alameda y finalizó en Plaza de Armas, recorrido al que una vez más Paula Mendoza se sumó.

La columna avanzó solemnemente entre consignas: hombres y mujeres marcharon portando velas y letreros tendientes a instalar en la sociedad la necesidad de cautelar la seguridad de la población, en particular la de las mujeres no permitiendo la violencia doméstica, sexual, laboral, política ni de ningún tipo.

Al cierre se hizo un recordatorio de las víctimas femicidio del 2011 y se selló el compromiso de no permitir ni una muerta más por violencia contra las mujeres.