Ante la evidente maniobra comunicacional de Renovación Nacional por tratar de instalar a Sabat en la alcaldía, en contra de lo manifestado en las urnas por las y los vecinos de Ñuñoa y lo reconocido por el Colegio Escrutador,  las Concejalas y Concejales democráticos, electos y en ejercicio declaramos lo siguiente:

Consideramos un daño a la democracia comunal la desembozada intervención electoral realizada por la Municipalidad de Ñuñoa en favor de Pedro Sabat y en contra de Maya Fernández Allende, que se evidenció en la utilización política electoral del diario comunal; la entrega de beneficios y prebendas en período pre-electoral y el retiro sistemático de propaganda electoral de la candidata opositora por parte de Seguridad Ciudadana, llegando al extremo de ampliar la jornada laboral a un segundo turno. Los concejales denunciamos hace meses que en Ñuñoa no habían garantías para un proceso democrático trasparente, justo y con igualdad de oportunidades. A pesar de todo esto, lo cual la ciudadanía con vocación democrática triunfó en las urnas, dando su apoyo a Maya Fernández Allende, demostrando que la voluntad popular no se amedrenta ni se vende.

Los ciudadanos y ciudadanas de Ñuñoa ya expresaron su voluntad, la que ha sido ratificada en dos instancias revisoras, el Ministerio del Interior y el Colegio Escrutador. En dichas revisiones, más allá de algunas variaciones menores, se señaló a Maya Fernández Allende como Alcaldesa de Ñuñoa, hecho que es de conocimiento público a nivel nacional e internacional.

Lamentamos la manifiesta ineficiencia del Gobierno, que se ha visto reflejada en la lentitud del proceso electoral y que en diversas comunas no se hayan dado las garantías necesarias de transparencia en el proceso, por lo que se ha generado un cuestionamiento a las elecciones como proceso de decisión del pueblo soberano, hecho que atenta contra la democracia y la vital participación ciudadana que tanto esperamos.

Nos mostramos profundamente preocupados por las presiones indebidas que ha ejercido Renovación Nacional como Partido de Gobierno, del cual es parte el Presidente de la República, a un organismo autónomo como lo es el Tribunal Electoral, las que se suman a las presiones ejercidas en estos últimos años a los Tribunales de Justicia y a otros organismos de la República, lo que merma la institucionalidad de nuestro país, y nos recuerda y advierte del actuar impositivo y autoritario con que la derecha hace política.

Instamos tanto a Renovación Nacional como al Gobierno a que respeten los procesos democráticos, no inmiscuirse ni presionar al Tribunal Electoral, y resguardar la independencia de los Tribunales de Justicia, eje fundamental de una democracia sana. Exigimos que todas las dudas que existen sobre el proceso sean aclaradas públicamente y que se den las explicaciones y autocríticas necesarias por parte de los responsables. La mayoría democrática no aceptará intervencionismos ni imposición del autoritarismo.

En nuestro rol de concejales y concejalas electos democráticamente, hacemos un llamado a los ciudadanos y ciudadanas a no claudicar en las demandas por una democracia plena, para que sea la voluntad soberana de la ciudadanía la que ejerza la conducción de Chile.

Invitamos a los vecinos y vecinas a seguir asistiendo a las convocatorias que sean necesarias, pues el triunfo de Maya es de todas y todos.

Por una comuna que nos integre a todos y todas,
¡Fuerza Maya, adelante Ñuñoa!

Paula Mendoza, Concejala

Alejandra Placencia, Concejala

Alejandra Quevedo, Concejala

Eduardo Topelberg, Concejal

Jaime Castillo, Concejal

Manuel Guerrero, Concejal

Pablo Vergara, Concejal

Ñuñoa, 7 de noviembre 2012.