Leamos

 "En verso y paya"

Eustaquio es vecino de Ñuñoa, sus payas tuiteras son patrimonio inmaterial que se regala como un canto libre. Transcribimos esta entrevista de La Segunda como un pequeño homenaje a nuestro querido contertulio:

Comenta la actualidad en verso @Eustaquiperez, el payador de los 140 caracteres

Por @ortizmiguel

Bien podría decirse que es parte del inventario de twitter en Chile, porque no sólo opina –y mucho-, sino que además se esmera en que sus posteos rimen, como las cuartetas de una copla dieciochera.

Aclara de entrada que su especialidad son las décimas, pero el límite de 140 caracteres le impide extenderse más allá de una paya. Eustaquio Pérez (48) es periodista y autor del libro infantil “la enfermedad del conejo y otros cuentos en décimas” (LOM 2014).

La siguiente entrevista fue por correo electrónico. Obviamente, con preguntas y respuestas en verso.

  • Mi primera pregunta es sencilla / quizás la más simple que haya / ¿cómo surgió la idea /  de tuitearlo todo en paya?

  • El mundo se mueve en verso / lo descubrí el 2009 / verso hay en el universo / en que la tierra se mueve.

  • ¿Eustaquio Pérez es tu nombre /  o se trata de un personaje? / Quisiera saber quién eres /  sin tener que usar espionaje.

  • Soy un chileno cualquiera / Eustaquio es mi nombre artístico / y ando tuiteando leseras / porque soy bien poco místico.

  • Las rimas que tú elaboras / tienen más de 13 mil seguidores / ¿Cuándo a un huaso payador / le habían tirado un ciento d flores?

  • Tengo amigos payadores / que son huasos muy ladinos / se merecen más honores  / que este huaso santiaguino.

¿Derecha o izquierda?

Si bien tuitea de temas variados –la actualidad es su mejor inspiración-, es la política la que logra sacarle mejor punta a su ojo crítico. Esta semana por ejemplo, la muerte del Mamo Contreras acaparó la mayoría de sus publicaciones.

  • Tuiteas de todos los temas / y lo haces veloz como flecha /  lo que nunca ha quedado muy claro / es si eres de izquierda o derecha.

  • Yo quiero paz en la tierra / y que el mundo sea feliz / que no haya odio ni guerra / (parece paya de miss)

  • ¿Qué consejo le darías / a la Presidenta Bachelet? / su aprobación está por el suelo / peor incluso que Pinochet

  • No tiene ninguna gracia / perder adhesión hoy en día, / pero es mejor democracia / que una feroz tiranía.

  • Mucho se viene hablando / de la dupla Burgos - Valdés / ¿Son ellos culpables /  de que Chile esté al revés?

  • Esa dupla está empezando / y no son Sánchez y Vargas  / habrá que verlos al mando / si será dulce o amarga.

  • Y de Sebastián Piñera, / ¿qué podemos esperar? / se le ve súper entusiasmado / con la idea de repostular.

  • Piñera no se demora / quiere ir por nuestro voto / ya no es la locomotora / ahora será el marepoto.

  • Qué futuro le ves / a las próximas campañas? /  se vienen las municipales, / si la memoria no me engaña.

  • Yo creo que en una de esas / y este asunto no es leseo / prepararé unas promesas / como alcalde de Cumpeo.

La agresividad en twitter

  • ¿Qué mensaje le envías / a tus compatriotas afectados  / por los aluviones del norte  / y la ineficiencia del Estado?

  • Yo brindo con agua ardiente / aunque no sea elegante / pa que el Estado y la gente  /  puedan salir adelante.

  • Parece que ya nos olvidamos / de la Copa América y su alegría  / ¿Con qué verso te animas,  / a devolvernos la algarabía ¿

  • Dándole bien a la esférica / logramos triunfo rotundo / después de la Copa América / viene la Copa del Mundo.

  • Ya sumas más de 20 mil payas, / y la internet te sirve de archivo / ¿por qué crees que en twitter / andan todos tan agresivos?

  • Porque así es la cosa, viejo / y si eso te molesta / si no tienes buen pellejo / te pueden mandar  ala cresta.

 Fuente: La segunda

 

Expediente de declaratoria de Zona Típica de Villa Frei, el patrimonio de lo cotidiano

Por Colaborador Invitado

Por Rodrigo Gertosio Swanston, Arquitecto. Gestor del proyecto de recuperación patrimonial y redactor del expediente de declaratoria de Zona Típica de Villa Frei (sector 1).

El primer objetivo de solicitar formalmente la declaración patrimonial, en la figura de Zona Típica, del sector 1 de Villa Frei (Ñuñoa, Santiago), fue proteger una extensa obra arquitectónica Moderna ejemplar de la era CORVI en Chile que se encuentra en buen estado de conservación, pero dentro de una zona de amenaza producto de la invasión inmobiliaria y la llegada del Metro dentro del parque Ramón Cruz, pieza fundamental en la consolidación del espacio público del sector.

De los cuatro sectores del proyecto Villa Frei completo, el sector 1 mantiene casi intactas sus cualidades y valores de los planteamientos modernos producto de la carta de Atenas y sobre todo de la teoría de las Unidades Vecinales. Este sector posee atributos ambientales y arquitectónicos que no han sido mayormente modificados, pudiéndose afirmar que los “manifiestos modernos” fueron adoptados exitosamente por sus habitantes.

La estrategia de insertar y dar a conocer el proyecto a la comunidad, buscó orientar el discurso bajo un mirada positiva de poner en valor su forma y sus particularidades en vez de exponer sus amenazas para no crear alarmas o especulación dentro de la masa social.

Esta línea de trabajo fue de carácter educativo y comunicacional, con el objeto de construir de manera colectiva la información social requerida para el expediente, y de paso, validar socialmente el proyecto. Esto generó conciencia de su importancia al recordar sistemáticamente los beneficios de vivir en este sector, promoviendo que los vecinos y propietarios sean quienes finalmente cuiden y protejan su edificio, su barrio y parque, para así asegurar una protección silenciosa “desde adentro”. Así, la elaboración del expediente se convierte además en un ejercicio ciudadano de empoderamiento de los valores comunes que goza este conjunto.

A continuación se abordará una síntesis de los valores intrínsecos de la Villa.

Estos análisis forman parte de los argumentos centrales para definir los lineamientos de intervención y el polígono de protección. Los siguientes valores, si bien están divididos temáticamente, están íntimamente relacionados, y es la suma y la reciprocidad de sus valores lo que determinará qué tipo de patrimonio especifico significa la Villa Presidente Frei.

A. Valor Histórico

Fue una notable coincidencia de factores políticos e históricos lo que permitió́ el desarrollo y la concreción de este conjunto habitacional. Por un lado, las políticas públicas relacionadas con el acceso a un hogar mediante los planes de vivienda con la CORVI (y luego con el Ministerio de Vivienda), y por otro lado, fue el extraordinario sistema de previsión social que tenía Chile antes del actual sistema privado de pensiones (AFP).

Las Cajas de Empleados Particulares (EMPART), fue una institución relacionada con la previsión social, sin embargo, será́ el sistema de acceso a la vivienda el hito clave de gestión lo permitió́ el acceso para sus imponentes a una vivienda digna y de buenas dimensiones estratégicamente ubicadas en sectores de buena plusvalía, con buena arquitectura y equipamiento. Promoviendo, de manera explícita y simbólica, una serie de factores que enaltecen y dignifican la vida en comunidad, gracias a su equipamiento y a sus áreas verdes.

Espacialmente, la Villa Frei representa un claro exponente de arquitectura moderna, cuyo “discurso” social y urbano está basado en el cruce de los manifiestos CIAM y de la Teoría de las Unidades Vecinales. Este cruce influenció las obras modernas habitacionales más interesantes del Chile desde la década del 1940 hasta la década del 1970. Urbanamente, el espacio público cumpliría el activo rol de motor de desarrollo social, buscando una renovación de la familia y la sociedad con una visión positiva y de futuro.

B. Valor Urbano: Su Forma

En el sector 1 de la Villa, todos sus espacios comunes son abiertos y públicos. Los jardines, plazas y senderos, sumados a la difusa relación entre espacio público y sus edificios, permite que la Villa sea vivida como un gran parque abierto, donde la arquitectura y las áreas verdes se funden de manera armónica formando un paisaje propio y original.

El parque articula el conjunto como una columna vertebral utilizando la formula “típica” de los proyectos modernos de la época. Los 3 sectores definidos desde el concurso, mantienen su continuidad gracias a 3 puentes de gran tamaño, los que permiten recorrer con plena libertad la totalidad de la villa peatonalmente.

 C. Valor Arquitectónico: El Lenguaje Moderno

Villa Frei posee una extraordinaria paleta de posibilidades y recursos formales “modernos” que los arquitectos y su equipo de taller plasmaron en este conjunto. Esto le otorga una imagen y estética única, dotando al conjunto de una alta identidad que la distingue de las otras Villas construidas en el período. Afortunadamente estas terminaciones se lucen hasta el día de hoy gracias a que los mismos vecinos han sido respetuosos de éstas.

D. Valores Sociales: Modelo de sociabilidad a través del urbanismo

Los fuertes lazos de solidaridad vecinal que permitieron habilitar el espacio como bien común de libre acceso, refleja los ideales de integración social “modernos” que enarbolaba el espíritu político y social chileno de la época.

La configuración urbana de la Villa ha promovido, desde sus inicios, un tipo habitante diverso, que convive con tolerancia frente a los demás en los buenos momentos y en los aspectos negativos de vivir en “comunidad”.

Actualmente, el cuidado en general de sus espacios comunes, las pocas apropiaciones y el alto nivel de apego a la Villa por parte de sus habitantes, han permitido ésta se mantenga en buenas condiciones ambientales y arbóreas, fortaleciendo una ineludible carácter y atmósfera de barrio, aspecto fuertemente valorado por parte de la comunidad.

E. Valor de Conservación y Consolidación

Lamentablemente los grandes conjuntos modernos en Chile están en regulares condiciones, debido al problema de la mantención de las áreas comunitarias del espacio público, las apropiaciones ilegales, los enrejamientos y a la falta de mantención de los edificios. Sin embargo este sector, posee un alto grado de conservación de sus valores fundacionales, con focos muy aislados de deterioro, denotando un alto grado de conformidad de una familia común con su vivienda.

El expediente fue terminado y entregado al Consejo de Monumentos Nacionales en enero de este año y puede ser leído completo desde www.villafrei.cl  o desde ISSUU.

Fuente:  Plataforma Urbana

Biografía Elena Caffarena

Elena Caffarena constituyó un modelo emblemático de las líderes feministas que hubo en esa época. Nació en Iquique, en 1903, en una familia de inmigrantes italianos que se trasladó a Santiago en la década de 1920. Caffarena se destacó tempranamente por sus dotes intelectuales, siendo una de las pocas abogadas que ejercían en el país en la década de 1930. Desde su época como estudiante universitaria afiliada a la FECH, manifestó interés por la condición social, laboral y política de las mujeres. Su primera oportunidad para dar cuenta de aquellas preocupaciones fue a través de la labor realizada como inspectora del trabajo femenino, junto a Elvira Santa Cruz Ossa, en la Oficina del Trabajo durante la década de 1920. Notables son sus proposiciones publicadas respecto a las características del trabajo a domicilio que ejercían cientos de mujeres urbanas de la época.

Luego de permanecer en Europa entre 1926 y 1929, regresó a Chile y contrajo matrimonio con Jorge Jiles, activo militante del Partido Comunista y su hogar se convirtió en un lugar de reunión de políticos e intelectuales. Aunque sus simpatías ideológicas se inclinaban hacia la izquierda, Caffarena no militó en ningún partido político.

En la década de 1930 participó activamente de la reorganización de la Asociación de Mujeres Universitarias liderada por Amanda Labarca y Ernestina Pérez y fue nombrada directora del Consejo de Defensa Nacional del Niño por el Presidente Pedro Aguirre Cerda. No obstante, fue la fundación del MEMCH en 1935 la tarea en que comprometió con mayor energía su vocación de líder feminista. Se convirtió en la Secretaria General del movimiento entre 1935 y 1940, y después de esos años, mantuvo relaciones estrechas con la directiva entrante. Sin embargo, fueron conocidas sus diferencias con aquella dirigencia pues para Caffarena era primordial privilegiar la lucha feminista por sobre las tendencias políticas que convivían al interior del movimiento. Sus mayores esfuerzos, tanto desde su labor en el MEMCH como a través de los textos que escribió, apuntaban a ampliar las opciones de las mujeres limitadas casi exclusivamente, hasta entonces, al destino de la maternidad y el cuidado del hogar familiar.

Fuente: www.memoriachilena.cl

Cartas
Domingo 03 de agosto de 2014

Brutalidad injustificable

Señor Director:

Veo la crudeza de las imágenes que provienen de Gaza y no, no estoy dispuesto a aceptar el chantaje de ser calificado de antisemita o anti Israel por denunciar la barbarie que se está cometiendo contra la población civil en Palestina. Y protestar por la matanza no equivale a apoyar a una organización de desalmados terroristas como Hamas.

¿Dónde se ha visto que invocando el legítimo derecho a la autodefensa, un país civilizado bombardee escuelas, refugios de la ONU y hospitales... una y otra vez? ¿Qué diferencia moral hay con los terroristas? La brutalidad de Hamas no justifica la brutalidad de Israel. ¿Cuántas muertes faltan para despertar? 25 palestinos muertos, en su mayoría civiles, por cada soldado israelí caído. Esa es la correlación. ¿Es aceptable? Me recuerda a la vieja pregunta: "¿Cuántos negros vale un blanco?".

De los más de mil civiles muertos, unos 200 son niños. ¿Pensará Benjamin Netanyahu, el Premier israelí, que los padres de esos niños van a ser políticamente más moderados después de perder a sus hijos? Aquí lo que se está cultivando es más odio y locura. El peor enemigo de un grupo extremista como Hamas es la prosperidad de los palestinos. Coincido con lo que señala la revista The Economist, que de antisemita no tiene nada. Israel tiene que dejar de bloquear y restringir Gaza, descrita según el semanario británico como "la cárcel más grande del mundo al aire libre". En otras palabras, un campo de concentración de palestinos.

Amaro Gómez-Pablos Benavides

Discurso Presidenta Electa Michelle Bachelet

Amigos y amigas,

¡Qué iluminada se ve nuestra patria! ¡Cuánta gente en una misma Alameda! ¡Cuánta esperanza en una misma jornada! ¡Cuántos sueños despiertan a esta hora!

¡Gracias por hacerme parte de esta historia! ¡Gracias por este privilegio, por esta cercanía, por este apoyo, por esta nación que hoy alumbran ustedes!

¡Gracias por hacer que esta ciudadana igual a ustedes sea hoy una Presidenta tan afortunada! ¡Muchas gracias!

Gracias a mi familia, que ha sido mi sustento incondicional. A mis hijos, que me han apoyado siempre y han comprendido la opción de servicio que ha marcado mi vida.

¡A mi madre, que ha sido mi aliada y mi guía en la vocación social, en la disciplina, en la responsabilidad. Mamá: ¡no sabes lo agradecida que me siento de tenerte como referente y de que la gente de mi patria te valore y te quiera como te quiero yo!

A mi padre, que no ha dejado de acompañarme ni un solo día de mi vida. Su integridad, su ejemplo, su valentía, su fe en la patria me han hecho cada día ser la persona que soy. Y su presencia cercana me llena esta noche de orgullo y de amor.

Gracias al equipo que ha trabajado conmigo en esta ardua campaña. A los que han estado en los comandos regionales y comunales, a quienes han sido voluntarios o apoderados. A quienes han hecho puerta a puerta en cada pueblo, caleta, barrio o villa.

¡Ustedes me han ayudado a llegar con nuestra propuesta a todos los hogares del país!

Gracias a los partidos de la Nueva Mayoría, a los parlamentarios en ejercicio y a los electos que nos ayudaron en estos meses. ¡Pudimos difundir nuestro programa, de cara a la ciudadanía, con convicción, con unidad, sin descalificaciones, sabiendo que nuestra amplitud es también nuestra fuerza!

Y sobre todo: ¡gracias a las millones de personas que hoy han demostrado con su voto y con su compromiso que creen en mí tanto como yo creo en ustedes! ¡Gracias, porque ustedes son el rostro y el motor de todo este esfuerzo que hemos compartido!

¡Gracias por hacer de Chile un país tan grande, tan democrático, tan hermoso para vivir! Quiero saludar a todas las personas que en esta jornada han ido a votar, independiente de cuál haya sido su candidata. Se han comprometido con el destino de Chile, han hecho valer su opinión y han marcado la diferencia.

Quiero saludar a las chilenas y chilenos que por vivir en el exterior no han podido votar estas elecciones. ¡Han dado un ejemplo cívico! ¡Espero que sea la última vez que un compatriota no puede votar por estar lejos de su patria!

Y quiero saludar a Evelyn Matthei. Más allá de nuestras diferencias, sé que compartimos el amor por Chile y las ganas de servir a un proyecto en el que creemos. En la diferencia de miradas descansa la riqueza de un país diverso y democrático.

Porque hoy Chile honra su historia y su vocación de pluralismo. Honra a quienes lucharon por recuperar nuestra democracia, a quienes dieron su vida por ello, a quienes han apostado por la libertad y por el derecho de un pueblo a darse el gobierno y el destino que soberanamente decida.

Hoy abrimos una nueva etapa, y lo hacemos reconociendo la labor que a cada generación y a cada gobierno democrático le ha correspondido en el desarrollo de Chile. Hemos hecho mucho. Hemos construido un país del que podemos sentirnos orgullosos.

Con una economía sana, con una democracia estable, con una ciudadanía empoderada y consciente de sus derechos. Y porque hemos construido todo esto, hoy debemos ponernos un desafío muchísimo más alto. Debemos marcarnos un nuevo destino.

Yo estoy al servicio de ese destino. Estoy al servicio ustedes, compatriotas y mandantes. ¡Y es un privilegio estar acá, encabezando la tarea de dirigir esta hermosa patria en un momento histórico!

Sí, histórico. Porque en este tiempo Chile se ha mirado a sí mismo. Ha mirado de frente su trayectoria, su pasado reciente, sus heridas, sus gestas y sus tareas pendientes.

Y ha decidido que es momento de iniciar transformaciones de fondo. Con responsabilidad y con energía. Con amplitud y voluntad de diálogo. Con unidad y con determinación.

La victoria de esta jornada no es personal: es un sueño colectivo el que triunfa. Es la voz de ustedes, que escuchamos a lo largo de todo Chile en estos meses, la que triunfa.

Es la voz de los ciudadanos que en estos años han marchado en las calles, expresando con valentía sus demandas y han fijado un horizonte y una ruta para nuestro país. Gracias a ustedes, especialmente gracias a los jóvenes, se han manifestado con fuerza las ansias de construir un sistema educativo público, gratuito y de calidad.

A través del prisma de la educación, hemos sido capaces de soñar en grande y vislumbrar un Chile más justo. Esa bandera la tomamos ahora entre todos. Hoy ya nadie lo duda: ¡El lucro no puede ser el motor de la educación porque la educación no es una mercancía! ¡Porque los sueños no son un bien de mercado! ¡Es un derecho de todos y de todas! Están triunfando también quienes han exigido ser parte del destino de sus territorios.

Están triunfando quienes han marchado en nombre de la diversidad, en nombre de la tolerancia, en nombre de una salud pública que entregue respuestas y dignidad, en defensa de los derechos y el respeto a los pueblos indígenas.

Están triunfando quienes han puesto el acento en la urgencia de derrotar la desigualdad. Hoy los chilenos hemos triunfado con un anhelo común.

El anhelo de que nuestros hijos y nietos tengan acceso a la mejor educación, a las mejores oportunidades. Que los trabajadores negocien en condiciones justas derechos laborales y salarios dignos. Que las jefas de hogar no estén solas y puedan abrirse camino para ellas y sus hijos. Que las mujeres ¡de una vez! sean tratadas con igualdad y justicia. Que las personas mayores tengan pensiones dignas, más derechos, más cuidado.

Que Chile crezca sostenidamente, pero también de manera inclusiva y sustentable. Que no haya lugar para el prejuicio, el abuso, el delito, la discriminación, el abandono. Que reivindiquemos la diferencia, el respeto, la solidaridad, la libertad, la tolerancia. Que todos seamos iguales en oportunidades, en respeto, en dignidad y en derechos.

Que tengamos una nueva Constitución. Nacida en democracia, que asegure más derechos ¡y que garantice que en el futuro la mayoría nunca más será acallada por una minoría! Una Constitución que se transforme en el pacto social, nuevo, moderno y renovado, que Chile demanda y necesita. Que sea la base de una nueva relación entre las instituciones y la ciudadanía. Que sea una expresión y una herramienta de la buena política.

¡Estas son las tareas que nos hemos puesto! ¡Hacia ese destino queremos caminar y estamos listos para hacerlo! Están las condiciones económicas, las condiciones sociales, las condiciones políticas. ¡Ahora es el momento! ¡Chile: ahora, por fin, es el momento!. Tenemos la fuerza ciudadana. Tenemos las mayorías parlamentarias y en los consejos regionales. Tenemos las condiciones políticas, sociales y económicas. Tenemos la voluntad y tenemos la unidad. Nuevos grupos y actores se han ido sumando en cada paso del camino. Y también en el último mes.

Hoy, en Chile, los que queremos estos cambios, somos una amplia mayoría. Es tiempo de ponernos en marcha. Es tiempo de combatir la desigualdad juntos. Es tiempo de cumplir ese sueño de todos. Es tiempo de volver a creer en nosotros mismos. De volver a creer que la unión hace la fuerza, que la felicidad de un pueblo es compartida, que somos capaces de cambiar el mundo en el que vivirán nuestros hijos.

Es tiempo de mirarnos unos a otros sin temor, sin recelo, sin exclusión. Es tiempo de creer en el vecino, en el aliado, en el que es diferente de nosotros, en el justo adversario. Es tiempo de construir más y mejor democracia. Es tiempo de comprometernos con este destino común que es nuestra patria.

Yo me comprometo. Me comprometo a tener cada día, en cada acción, el mandato que ustedes me están encomendando, las tareas que nos hemos dado, las prioridades que hemos establecido, las necesidades que me han compartido. Me comprometo a trabajar pensando en la amplia diversidad de chilenos y chilenas. Porque un Presidente o una Presidenta no sólo tiene el deber de gobernar por quienes le dieron su voto. Me comprometo a cultivar la buena política, la que se hace de cara a la ciudadanía, con transparencia, con apertura, con amor por Chile. Se hace con paridad entre hombres y mujeres, con participación de la gente, con respeto a los adversarios.

Llevaremos adelante las profundas transformaciones que Chile requiere. Y lo haremos con sentido de largo plazo, con unidad, con responsabilidad. Lo haremos con perfecta conciencia de que esta es una tarea que excede a un período presidencial. De que no hay recetas mágicas y que no estamos eligiendo el camino fácil.

¡Pero si estoy aquí, si hemos llegado hasta aquí no ha sido porque queramos hacer las cosas fáciles! ¡Es precisamente porque sabemos que es difícil! ¡Es porque creemos en el trabajo, creemos en la gente, creemos en la persistencia de las buenas ideas, creemos que el Chile de Todos es necesario y posible!

¡No va a ser fácil, pero cuándo cambiar el mundo ha sido fácil!

Es porque no es fácil que nos hemos unido. Y esa unión es fundamental. Es porque no es fácil que tenemos que ser conscientes de nuestra responsabilidad frente a las próximas generaciones y frente a historia. Es porque no es fácil que yo los necesito junto a mí. A quienes han contribuido a forjar la Nueva Mayoría les pido que trabajemos con lealtad por el proyecto que comprometimos ante los chilenos. Que no olvidemos que iremos al gobierno a servir y que necesitaremos toda nuestra generosidad para alcanzar nuestros propósitos.

A quienes en su momento apoyaron otras candidaturas y hoy nos han dado su apoyo: gracias. Gracias por la confianza que no vamos a defraudar y que es tan necesaria en este camino que estamos iniciando.

A quienes no nos han dado hoy su voto, les digo que su rol es necesario en nuestra democracia y que impulsaremos reformas para un Chile de todos verdadero, en el que tendrán cabida todas las miradas y del que también ustedes se sientan orgullosos.

Y a cada uno de ustedes, que hoy celebran esta victoria compartida, les pido que también se comprometan. Con su aporte, con su voz, con su trabajo. Porque la labor de los ciudadanos no se agota en el voto. No. Nuestra tarea no termina aquí. ¡Nuestra tarea comienza aquí!

En la jornada de hoy muchos chilenos no fueron a votar.Sé que muchos de ellos tienen desconfianza y frustración. Sienten que el Estado ya no los protege.

Debemos hacer que esos chilenos y chilenas vuelvan a creer, no en mí, no en un partido ni en un grupo político. Debemos lograr que vuelvan a creer en nuestra democracia y sus tareas. Que crean en las instituciones, en la fuerza del voto, en la justicia de las leyes, en la riqueza de nuestra historia, en la nobleza de nuestra gente, en la verdad de la palabra.

Hoy, en la fuerza que nos une, en el triunfo obtenido, late también la esperanza. Chile nos ha puesto una misión de largo aliento, y es más grande y más hermosa que cada uno de nosotros. Es la belleza, es la ternura, es la alegría de construir una nación en la que todos contamos, en la que todos colaboramos, en la que somos capaces de cuidarnos unos a otros.

¡Y veremos que esa es la más grande victoria que una sociedad puede alcanzar!

¡Estoy orgullosa de ser hoy su Presidenta!

¡Estoy orgullosa del país que hemos construido y más orgullosa del país que vamos a construir juntos! ¡De nosotros depende ponernos en marcha!

¡De nosotros depende levantar los cimientos del futuro!

¡De nosotros depende que el Chile de Todos no sea más un sueño!

¡De nosotros depende darle la razón a la esperanza!

¡De nosotros depende el mañana de nuestra dulce patria!

¡Viva Chile!

Michelle Bachelet

Discurso Pronunciado el 15 de diciembre de 2013


Apartheid en Chile

Por Mario Waissbluth

Escribo estas líneas con tristeza en el alma. La demolición de la educación pública y la profundización de la segregación social son tan amenazantes para el futuro de nuestro país, que me amarga. Y todo por unos votitos más. Téngame paciencia ahora. La maniobra del gobierno es técnicamente compleja y políticamente vistosa. Desenmascararla requiere cifras y algo de análisis.

El apartheid sudafricano fue una política formal de segregación racial. Lo que tenemos en Chile es una política sibilina de segregación escolar por estrato socioeconómico, de pasmosa efectividad. Tenemos el peor índice de segregación social del MUNDO. Los hijos de ricos estudian con hijos de ricos, los de clase media con clase media, los pobres con pobres. No se trata de resultados escolares, sino del nivel socioeconómico de alumnos que estudian bajo un mismo techo.

Alguien dirá que no importa. Con tal que cace ratones, no importa el color del gato. Si lográramos los mismos resultados de calidad en escuelas de pobres que en escuelas de ricos, ¿qué más da? En primer lugar, es imposible, ni aunque dobláramos la ya aumentada subvención preferencial. Está demostrado en todo el mundo que existe el “efecto par”. Los niños no sólo aprenden de sus profesores, sino también de sus compañeros. Si todos tienen bajo capital cultural, el nivel de la clase disminuye y si lo tienen alto, aumenta, con el mismo profesor.

Qué Pasa publicó recién, por 12 años ya, su odioso “Ranking de los mejores 100 colegios de Chile: establecimientos educacionales de calidad”. 95 particulares, 2 subvencionados y 3 municipales. Mensualidades desde $485.000 a $125.000.

Lo que la gente no sabe -y es comprensible que no sepa- es lo que pasaría  si todos los niños del Grange, Everest o Cordillera, los tres primeros lugares, con promedio PSU de 695 (para lo cual muchos suelen contratar un caro preuniversitario), fueran transportados diariamente en un bus a tres escuelas de La Pintana, con promedio PSU de 400, y a la inversa, los niños de La Pintana fueran transportados a estas escuelas del barrio alto. En este experimento, los profesores, libros y planes de estudio quedan en su lugar de origen. Transportamos sólo niños.

Con el tiempo, los niños de La Pintana, ahora educados en el barrio alto, no mejorarán su PSU más allá de 30 ó 40 puntos, y los chicos del barrio alto no empeorarán su PSU en más de 30 ó 40 puntos. Ese es el “valor agregado” que están agregando las escuelas municipales y los colegios particulares, y no difiere demasiado entre ellos.

Dirá que estoy loco. Mejor dígaselo al hoy ministro Harald Beyer, pues él hizo los estudios de correlación entre rendimiento escolar y nivel socioeconómico de los alumnos. Si no le cree ni a Beyer ni a mí, vea el test de PISA. La diferencia en Chile entre colegios particulares y públicos es de 50 puntos (lo cual es mucho en esa escala). Sin embargo, cuando PISA ajusta por el nivel socioeconómico del promedio de los alumnos de la escuela, la diferencia se reduce a 20 puntos. Y si además ajusta por el nivel socioeconómico de los compañeros de aula del alumno, la diferencia disminuye a 2 puntos.

Los padres al pagar $300 mil o un copago en escuelas subvencionadas de $10 ó $60 mil mensuales, no están “comprando una mejor calidad académica”, sino mejores compañeros, desde el punto de vista del capital cultural y las redes sociales de sus familias.

Es comprensible que un padre, si tiene dinero, quiera hacer esto, pues le va a mejorar los resultados y las redes sociales a su hijo. Hace muchos años, cuando yo no tenía idea de política educativa, hice lo mismo y egoístamente lo volvería a hacer. Pero dejemos en claro que el apoderado no está comprando “una mejor escuela”. Calefacción y piscina temperada, eso sí. Calidad académica y mejores profesores, lamento informar que las estadísticas dicen lo contrario.

El mito de que las escuelas particulares son “mejores” que las públicas es una mentira deliberada. Para ser más precisos, ajustado por nivel socioeconómico, son 2 puntos en el test de PISA y 5 puntos de SIMCE, es decir, la nada, y eso sin tomar en cuenta las prácticas informales o formales de selección de alumnos de muchas particulares. Tampoco hay evidencia de que las escuelas con copago de los padres, con más recursos por alumno, tengan mejores resultados que las sin copago.

Otra cosa muy diferente a las decisiones individuales y comprensibles de los apoderados son las políticas públicas. ¿Conviene que los escolares se segreguen de acuerdo a nivel socioeconómico? No, respuesta definitiva. No hay países desarrollados con elevada segregación social en la escuela que a la vez tengan buenos resultados en el test de PISA o elevado ingreso per capita. Segregación escolar, inequidad de ingresos y desarrollo socioeconómico van de la mano. Aparte de estos datos duros, las consecuencias sociales son aún peores.

En universidades “cota mil” los pobres no entran ni por casualidad. Aun en las universidades de Chile o Católica, algo más meritocráticas, el fenómeno es evidente. Los escasos hijos de la clase baja que lograron ingresar se juntan entre ellos, los de clase media entre ellos, y los del barrio alto se vienen juntos en 4x4 desde Las Condes. La segregación viene impresa en su ADN escolar. Al llegar a una empresa, el fenómeno persiste. El 50% de los gerentes generales de las empresas más grandes de Chile proviene de cinco colegios privados católicos del barrio alto. ¿Podemos tener un futuro armónico como país desarrollado, respetuoso de la diversidad, tolerante con los extranjeros, sin odios de clase, sin gente reclamando en las calles, en este contexto? No, y por eso estoy con el alma adolorida.

¿Cómo llegamos hasta aquí y para dónde vamos? Chile ha sido muy segregado en lo social, racial y geográfico, por 500 años. La pregunta clave es si acaso el sistema educativo está haciendo algo por mejorar o empeorar las cosas. Claramente las empeora, y los estudios lo demuestran. La segregación escolar es peor que la de barrios.

La mayoría de los caros colegios particulares no da becas para “roteques”. Si son “buena onda” ayudan a una escuela pobre, pero separadita. La guinda de la torta lo puso la Concertación inventando el “financiamiento compartido”: el derecho de colegios particulares subvencionados, con o sin fines de lucro, de cobrar un copago de hasta 60 mil pesos (aunque el promedio anda por los $15 mil). La política pública perfecta… para profundizar la segregación. De libro de texto.

A los padres les conviene (a mí también) poner a sus hijos en escuelas con compañeros de clase social más elevada, por el “efecto par” y por las redes sociales que están comprando. Así, esto quedó como torta de mil hojas. Los hijos de los que pueden pagar $400 mil mensuales estudian con hijos de los que pueden pagar $400 mil, los de $60 mil con los de $60 mil, los de $10 mil con los de $10 mil, los de $0… con los de $0. Estos últimos son aproximadamente el 80% de los alumnos.

Por cierto, no tengo nada contra la educación particular subvencionada. La diversidad es buena, aunque es inaceptable que no haya una oferta de educación pública de buena calidad en todos los barrios. Sin embargo, cabe mencionar que en los únicos dos países exitosos con este tipo de sistema aplicado masivamente, como Holanda y Bélgica, todas son por ley escuelas sin fines de lucro que no pueden exigir copago, este es voluntario. La nómina de los profesores la paga centralmente el estado. Pequeños detalles.

Me trastorné al borde de la depresión cuando el Presidente Piñera anunció su “subsidio para la clase media”, que una vez  estudiada la letra chica, suena inocente. Serán hasta $100.000 anuales de descuento del impuesto a la renta por gastos privados en educación, para contribuyentes que declaren un ingreso tributario mensual de hasta $1.5 millones. Si el padre y la madre trabajan, podrán ser dos descuentos para dos hijos. Esta medida beneficiará en realidad a unas 500 mil personas y no el millón y medio anunciado, entre otras cosas porque muchos de estos pagan menos de $5 mil mensuales de impuesto, y además no todos tienen hijos en edad escolar, pero no me voy a pelear por esta cifra. Lo notable son los cerca de 7 millones de contribuyentes que NO serán beneficiados porque no les alcanza para pagar impuesto a la renta.

Bueno, dirán algunos. ¿Y qué más da? Diez mil pesitos mensuales para gente de clase media. En realidad, si definiéramos como “clase media” a la gente que está “en la mitad” de los ingresos per cápita, a ninguno le chorrearía. Digamos entonces, semánticamente, que en la pésima distribución de ingresos de Chile los beneficiados serán “de clase media alta”, por muy apretados que estén en sus bolsillos, lo cual es cierto.

¿Y qué importa? Total, la Concertación hizo la misma martingala con créditos hipotecarios para la “clase media alta”, comprando así votos demagógicamente. Lo lamento pero sí importa, y mucho. El actual gobierno -que ha hecho otras cosas buenas por la educación- está también “comprando” votos por un mendrugo y de pasada está profundizando el mecanismo de financiamiento compartido, esta feroz herramienta de segregación social, y por supuesto está perjudicando la ya alicaída educación pública. Además, está favoreciendo a escuelas particulares subvencionadas con fines de lucro, muchas de las cuales se verán tentadas de subir la matrícula en unos $5 ó $10 mil  que al fin y al cabo ni le van a doler a los padres, pues van a permitir una mejor selección social y aspiracional. Mil alumnos a 10  lucas mensuales, son $100 millones anuales más de utilidades para pagar la gasolina del 4x4 del sostenedor.

Si quisiéramos ir en la dirección correcta, lo único que cabe es aumentar la subvención general para todas las escuelas, y eliminar progresivamente el financiamiento compartido. Asimismo, habría que quitarle la autorización a toda escuela particular pagada o jardín infantil que no le dé becas al menos a un 25% de alumnos de bajos ingresos, para evitar el “efecto Machuca”. Es eso o apartheid para siempre. No me gusta vivir en un país así, ni se lo deseo a mis nietos.

Publicado en http://elpost.cl/content/apartheid-en-chile


Reivindicar el rol de los Concejales

Por Danae Mlynarz Puig*

Se nos terminan las vacaciones y como dicen en TV se “nos viene marzo”, con el verdadero comienzo de este año 2012.

Seguimos movidos en cuanto a demandas sociales, en estos días, Aysén se moviliza, en el extremo sur de nuestro país exigiendo descentralización, a un país tremendamente centralista, donde parece que todo pasa en Santiago.

Este año 2012 es un año electoral. Tendremos elecciones municipales para elegir a las autoridades locales de los espacios de poder más descentralizados que existen en Chile. Si bien, los municipios en nuestro país están lejos de ser verdaderos gobiernos locales es la oportunidad para que este tipo de demandas por mayor descentralización, poder real de la ciudadanía, desconcentración de las decisiones, se ponga en la agenda pública y los diversos candidatos y candidatas presidenciales, que andan dando vuelta, expongan sus programas al respecto. Años llevamos esperando que se concrete la elección directa de los Consejeros Regionales y siempre parece no ser el momento para que la clase política apruebe el proyecto.

En estas elecciones municipales los ciudadanos y ciudadanas –con nuevo padrón incluido- no sólo podrán dirimir quien será la máxima autoridad que tendrá su comuna, a través de la elección de Alcaldes o Alcaldesas. Sino que tendrán que elegir a los Concejales y Concejalas que conforman el Concejo Municipal. La mayoría de los ciudadanos y ciudadanas no saben bien qué hace un concejal o “para que sirve”. Sin embargo, deben votar por uno. Durante la campaña verán muchos rostros llamando a votar por ellos pero pocos podrán enterarse de qué piensan o para qué sirven, o en definitiva a qué se comprometen con el elector - ciudadano al que le piden el voto.

La Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades señala que el rol de los concejos municipales será de “carácter normativo, resolutivo y fiscalizador, encargado de hacer efectiva la participación de la comunidad local y de ejercer las atribuciones que señala esta ley”. Las atribuciones en específico no son muchas, los recursos económicos que maneja un concejal menos, el poder en el municipio efectivamente lo tiene mayoritariamente el Alcalde, pero lo significativo del rol de concejal es el de conectar las demandas de la ciudadanía con las discusiones que se dan en el concejo comunal y permitir que la comunidad local pueda participar y ejercer el control ciudadano.

Sin embargo, -porque fui concejala por Ñuñoa durante 4 años- les puedo señalar que son pocos quienes realmente ejercen esa función. La mayoría cree que la representación de la ciudadanía esta dada por el mero hecho de haber sido electo o electa y muy pocos trabajan buscando esa conexión día a día. A mi juicio, la representación no es algo que se obtenga cada 4 años sino que debe trabajarse y ejercerse durante todo el mandato.  Los y las concejales deben tener un diálogo directo con las organizaciones diversas de su comuna, con los barrios, con el consejo de la sociedad civil y dar cuenta permanentemente de qué están haciendo por representar sus intereses y buscar el apoyo social para generar las transformaciones.

Para cumplir con ello no hay recursos municipales destinados a los concejales, solo se requiere el verdadero compromiso y vocación por la participación de quien ejerce el cargo, cosa no muy habitual. Hoy en mi comuna, Ñuñoa, tenemos una candidata con esa vocación y compromiso, que buscará la representación de los vecinos y vecinas en forma permanente, que intentará hacer efectiva la participación de los ciudadanos en las instancias de toma de decisiones de la comuna. Su nombre es Paula Mendoza Bravo, presidenta de una Junta de Vecinos de la comuna, quien ha participado activamente en otras organizaciones comunales como la asamblea de vecinos, las mujeres de la plaza Ñuñoa, el cordón Ñuñoa por la educación, la red ciudadana por Ñuñoa en contra de la masacre urbana, en los caceroleos en nuestra comuna, en las actividades con las víctimas del terremoto, entre otras. Es una ñuñoina comprometida desde siempre con su comuna, en terreno y con el compromiso de la Participación Ciudadana, por eso Paula Mendoza tendrá mi apoyo en las próximas elecciones municipales.

 *Trabajadora Social, Cientista Político.  Ex Concejala de Ñuñoa 2004-2008s de la plaza


¡Indígnate!

Por Stéphane Hessel

Después de 93 años, estoy cerca del final. El final para mi ya no está muy lejos. Pero todavía permítanme recordar a otros que actuaron basados en mi compromiso político. Fueron los años de resistencia a la ocupación Nazi -- y el programa de derechos sociales elaborado hace 66 años atrás por el Consejo Nacional de la Resistencia.

Es a Jean Moulin [miembro asesinado del Consejo] a quien le debemos como parte de este Consejo, la unidad de todos los elementos de la Francia ocupada -- los movimientos, los partidos, los sindicatos -- para proclamar su membresía en la Francia combatiente, y le debemos esto al único líder que lo reconoció, el general Charles de Gaulle. Desde Londres donde me uní a de Gaulle en Marzo de 1941, aprendí que este Consejo había completado un programa lo adoptó el 15 de Marzo de 1944, que ofrece para la Francia liberada un grupo de principios y valores en los que descansaría la moderna democracia de nuestro país.

Estos principios y valores los necesitamos más que nunca. Es hasta que nosotras lo veamos, todas juntas, que nuestra sociedad se vuelva una de la que estemos orgullosos, no esta sociedad de inmigrantes sin papeles -- expulsiones, sospechas respecto a los inmigrantes. No esta sociedad donde se cuestiona la seguridad social y los planes de pensiones y salud nacionales. No esta sociedad donde los medios masivos están en manos de los ricos. Son cosas en las que nos habríamos negado a ceder si fuesemos los herederos verdaderos del Consejo Nacional de la Resistencia.

Desde 1945, después de un horroroso drama [La 2ª Guerra] hubo una ambiciosa resurrección de la sociedad a la que el mismo remanente del contingente del Consejo de la Resistencia se dedicó. Recordemosles mientrsa creaban un programa de salud nacional y de pensiones tal como la Resistencia quería, como su programa estipulaba, "un plan completo de salud nacional y seguridad social, apuntado a asegurar a todos los ciudadanos y ciudadanas los medios de subsistencia cuando sea que estén incapacitados para encontrar un trabajo; una jubilación que permita a los viejos trabajadores terminar sus días con dignidad."

Las fuentes de energía, electricidad, y gas, minas, los grandes bancos, fueron nacionalizados. Ahora esto fue como el programa recomendaba: "... el retorno a la nación de los monopoilizados medios de producción, frutos del trabajo común, fuentes de energía, riqueza de las minas, de compañías de seguros y de los grandes bancos; la institución de una verdadera democracia económica y social involucra la salida de los grandes feudos económicos y financieros de la dirección de la economía."

El interés general debe dominar sobre los intereses especiales. El hombre justo cree que la riqueza creada en la esfera del trabajo debe dominar sobre el poder del dinero.

La Resistencia propuso, "una organización racional de la economía asegurando la subordinación de los intereses especiales a los intereses generales, y la emancipación de los "esclavos" de la dictadura profesional que fue instituída en los estados facistas," que había usado el gobierno interino [por dos años después de la guerra] de la república como un agente.

Una verdadera democracia necesita una prensa independiente, y la Resistencia lo sabía, lo demandaba, defendiendo "la libertad de prensa, su honor y su independencia del Estado, el poder del dinero y la influencia extranjera." Esto es lo que alivió las restricciones a la prensa desde 1944. Y la libertad de prensa está definitivamente en peligro hoy.

La Resistenicia solicitó una "real posibilidad para que todos los niños y niñas franceses se beneficien de la más avanzada educación" sin discriminación. Las reformas ofrecidas en el 2008 van contra este plan. Jóvenes profesores y profesoras, cuyas acciones apoyo, llegaron al extremo de negarse a aplicarlas, y vieron sus salarios reducidos como forma de castigo. Se indignaron, "desobedecieron", juzgando esas reformas demasiado alejadas del ideal de una escuela democrática, muy al servicio de una sociedad de comercio y no desarrollando la mente inventiva ni crítica suficiente.

Todas las fundaciones de la conquista social de la Resistencia están amenazadas hoy.

El motivo de la Resistencia: Indignación.

Alguno se atreverá a decirnos que el Estado no puede afrontar los gastos de estas medidas para ciudadanos nunca más. ¿Pero cómo puede existir hoy una falta de fondos para apoyar y extender estas conquistas si la producción de riqueza ha aumentado considerablemente desde el periodo de la Liberación cuando Europa estaba en ruinas? Al contrario, el problema es el poder del dinero, tan opuesto por la Resistencia y el gran hombre egoísta, con sus propios sirvientes en las altas esferas del Estado.

Los bancos privatizados de nuevo, han probado estar más preocupados de sus dividendos y de los altos sueldos de sus líderes que del interés general. Esta disparidad entre los más pobres y los más ricos nunca había sido tan grande, ni amasar fortunas y la competición tan incentivado.

¡El motivo básico de la Resistencia fue la indignación!

Nosotros, los veteranos de los movimientos de resistencia y de las fuerzas de combate de la Francia Libre, llamamos a la generación joven a vivir, transmitir, el legado de la Resistencia y sus ideales. Les decimos: Tomen nuestro lugar, ¡Indígnense!

Los líderes políticos, económicos e intelectuales y la sociedad no tienen que ceder ni permitir la opresión de una dictadura internacional real o de los mercados financieros que amenazan la paz y la democracia.

Deseo para todas las personas, para cada una que tengan sus propios motivos de indignación. Es invaluable. Cuando alguien te atropella como era atropellado por el Nazismo, la gente se vuelve militante, fuerte y comprometida. Ellos se unen a este momento histórico y los grandes momentos de la historia deben continuar gracias a cada individuo. Y este momento conduce a más justicia, más libertad, pero no a esa libertad ilimitada del zorro en el gallinero. Los derechos contenidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 son justamente eso, universales.

Si te encuentras con un desfavorecido, siente pena por él pero ayúdale a ganar sus derechos.

Dos visiones de la historia

Cuando trato de entender qué causó el fascismo, lo que lo hizo que tantos fueran dominados por Hitler y el régimen de Vichy, me digo a mi mismo que los propietarios, con sus egoísmos estaban tremendamente asustados con la revolución Bolchevique. Se les permitió liderar con sus miedos.

Pero si, hoy como entonces una activa minoría se levanta, será suficiente; debemos ser la levadura que hace que el pan suba. Ciertamente, la experiencia de una persona muy vieja como yo, nacida en 1917, es diferente a la experiencia de la gente joven de hoy en día. Yo a menudo le pido a profesores la oportunidad de interactuar con sus estudiantes y les digo: No tienen las mismas obvias razones para comprometerse. Para nosotros resistir era no aceptar la ocupación alemana, vencer. Esto fue relativamente sencillo. Simple como lo que siguió la descolonización. Entonces vino la guerra en Argelia.

Era necesario que Argelia fuese independiente, era obvio. En cuanto a Stalin, aplaudimos la victoria del Ejército Rojo contra los Nazis en 1943. Pero ya sabíamos de las atrocidades stalinistas de 1935, e incluso si era necesario mantener los oídos abiertos hacia el comunismo para compensar el capitalismo estadounidense, la necesidad de oponernos a esta insoportable forma de totalitarismo se había establecido como una perogrullada. En mi larga vida presencié una sucesión de motivos para indignarme.

Estas razones nacieron menos de una emoción que de un compromiso deliberado. Como estudiante de una escuela normal [una escuela de magisterio] fui muy influenciado por Sartre, un compañero de estudios. Su "La náusea" [Una novela], "El Muro" [Un drama] y "El Ser y la Nada" [un ensayo] fueron muy importantes en el entrenamiento de mi pensamiento. Sartre nos enseñó "Ustedes son responsables como individuos". Ese fue un mensaje libertario. La responsabilidad de una persona no puede ser asignada por el poder o una autoridad. Al contrario, es necesario estar involucrado en el nombre de la responsabilidad de uno como ser humano.

Cuando entré en la French Ècole Normale Superieure, en la calle Ulm en París en 1939, entré como un ferviente adherente del filósofo Hegel, y adherí al pensamiento de Maurice Merleau-Ponty. Su enseñanza explora la experiencia concreta, la del cuerpo y sus relaciones con los sentidos, una gran sensación singular enfrentada con una pluralidad de sensaciones. Pero mi optimismo natural que busca que todo lo deseable sea posible, me llevó más bien a Hegel. El Hegelismo interpreta la larga historia de la humanidad como teniendo un significado: Es la libertad del hombre progresando paso a paso. La historia se hace de sucesivos choques y la toma en consideración de los desafíos. La historia de las sociedades y por lo tanto, de los avances, y al final el hombre ha alcanzado su plena libertad, tenemos en el estado democrático su forma ideal.

Este es ciertamente otro entendimiento de la historia. Dice que el progreso está hecho de "libertad", luchando por "siempre más"; esto puede ser como si viviésemos en un huracán devastador. Así es como se lo representaba a un amigo de mi padre, el hombre que compartió conmigo un esfuerzo por traducir al alemán "En busca del tiempo perdido" [novela] de Marcel Proust.

Él era el filósofo alemán Walter Benjamin. Había elaborado una visión pesimista de una pintura de Paul Klee, un pintor suizo, el "Angelus Novus", donde la cara del ángel abre los brazos para contener y empujar una tempestad, que él identifica con el progreso. Para Benjamin, que se suicidaría en Septiembre de 1940 para escapar del Nazismo, el sentido de la historia es la progresiva dominación de un desastre tras otro.

Indiferencia: La peor de las actitudes.

Es verdad que las razones para estar indignadas pueden verse hoy menos claramente relacionadas o el mundo se ha vuelto demasiado complejo. ¿Quién está haciendo el ordenamiento, quién lo decide? No es siempre sencillo diferenciar entre todas las corrientes que nos gobiernan. No estamos lidiando con una pequeña elite cuyas actividades pueden ser fácilmente visibles. Este es un mundo vasto, en el cual tenemos una sensación de interdependencia. Vivimos en una interconectividad como nunca antes. Pero en este mundo todavía hay cosas intolerables. Para verlas, es bueno y necesario mirar, buscar. Le digo a los jóvenes, busquen poco y eso es lo que van a encontrar. La peor de las actitudes es la indiferencia, decir "No puedo hacer nada contra eso. Ya me las arreglaré para salir adelante." Por incluirte a ti mismo en esto, pierdes uno de los elementos que hacen al ser humano: la facultad de indignarse y el compromiso que es una consecuencia de lo primero.

Ellos y ellas [las personas jóvenes] pueden desde ya identificar dos grandes desafíos nuevos:

1. La gran brecha que existe entre los más pobres y los mśa ricos y que no cesa de crecer. Es una innovación de los siglos 20 y 21. Los más pobres en el mundo de hoy ganan apenas dos dólares al día. Las nuevas generaciones no pueden dejar que esta brecha se vuelva mayor. Los reportes oficiales por sí solos deberían provocar un compromiso.

2. Derechos humanos y estado del planeta: Tuve la oportunidad después de la Liberación de participar en la escritura de la Declaración UNiversal de los Derechos Humanos, adoptada por la Organización de las Naciones Unidas, el 10 de Diciembre de 1948 en París en el Palacio de Chaillot. Fue como secretario privado principal de Henry Laugier, el Secretario General adjunto de la ONU, y como secretario de la Comisión sobre Derechos Humanos que yo con otros participamos en la redacción de esta declaración. No sabría cómo olvidar el rol en su elaboración de René Cassin, quien fue comisionado nacional de justicia y educación en el gobierno de la Francia Libre en Londres en 1941 y ganó el Premio Nobel en 1968, ni el de Pierre Mendès-France en el Consejo Económico y Social a quien le enviábamos los borradores que producíamos antes de ser considerados por el Tercer Comité (Social, Humanitario y Cultural) de la Asamblea General. Fue ratificado por los 54 estados miembros en sesión de las Naciones Unidas y yo lo certifiqué como secretario.

Es a René Cassin a quien le debemos el concepto de "derechos universales" en vez de "derechos internacionales" como lo planteaban nuestros amigos estadounidenses y británicos. Esto [universal en vez de internacional] fue clave porque, al final de la Segunda Guerra mundial, lo que estaba en juego era lo que iba a ser emancipado de las amenazas del totalitarismo que había pesado sobre la humanidad.

Para llegar a ser emancipado era necesario obtener de los estados miembros de la ONU una promesa de respetar estos derechos universales. Esto fue una forma de tratar de burlar el argumento de "soberanía total" que cada nación enfatiza mientras se dedica a provocar violaciones contra la humanidad en su propio suelo. Tal sería el caso de Hitler quien se sentía con un poder supremo y autorizó a provocar un genocidio. Esta declaración universal le debe mucho a la repulsión universal hacia el Nazismo, el fascismo y el totalitarismo -- y le debe un montón, en nuestras mentes al espíritu de la Resistencia.

Tenía la sensación de que era necesario moverse rápidamente para no ser engañados por la hipocresía que había en la composición de la ONU, algunos que reclamaban que esos valores ya estaban ganados no tenían intención alguna de promoverlos fielmente -- afirmaban que nosotros tratábamos de imponerles valores en la declaración.

No puedo resistirme al deseo de citar el artículo 15 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948): "Toda persona tiene el derecho a una nacionalidad." El artículo 22 dice: "Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social, y a obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional, habida cuenta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad." Y si bien esta afirmación tiene un alcance declarativo y no legal, ha jugado un papel muy importante desde 1948. Esto llevó al pueblo colonizado a pelear por su independencia; esto sembró en sus mentes una batalla por la libertad.

Noto con satisfacción que en el curso de las últimas décadas ha habido un aumento en las Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) y en movimientos sociales como ATTAC (Asociación por una Tasa a las Transacciones financieras especulativas y la Acción Ciudadana) o como la FIDH (Federación Internacional de Derechos Humanos) y Amnistía Internacional que son activos y competitivos. Es obvio que para ser efectivos hoy es necesario actuar en red, usar todos los medios de comunicación modernos.

A la gente joven le digo: Miren alrededor, encontrarán temas que justifiquen su indignación -- hechos acerca del tratamiento de inmigrantes, de inmigrantes "ilegales", de gitanos. Encontrarán situaciones concretas que les llevan a fortalecer su acción ciudadana. ¡Busquen y encontrarán!

Mi indignación por lo que ocurre en Palestina.

Hoy mi mayor indignación tiene que ver con Palestina, la Franja de Gaza y Cisjordania. Este conflicto es indignante. Es absolutamente esencial leer el reporte de Richard Goldstone, de Septiembre del 2009, en Gaza, en que un juez sudafricano y judío que afirmaba aun ser un sionista, acusó al ejército israelí de haber cometido "actos comparables a crímenes de guerra y quizás en determinadas circunstancias, crímenes contra la humanidad" durante su "Operación Plomo Fundido" que duró 3 semanas.

Volví a Gaza en 2009 cuando pude entrar con mi esposa gracias a nuestros pasaportes diplomáticos, para estudiar de primera mano lo que el reporte decía. La gente que nos acompañaba no fue autorizada a entrar en la franja. Allí y en Cisjordania. También visitamos el refugio de palestinos establecido por la UNRWA desde 1948, donde más de 3 millones de palestinos fueron expulsados desde sus tierras en Israel, esperando todavía un cada vez más problemático retorno.

En cuanto a Gaza, esto es como una cárcel sin techo para un millón y medio de palestinos. Una prisión donde la gente se organiza para sobrevivir. A pesar de la destrucción material como la del Hospital de la Media Luna Roja por la Operación Plomo Fundido, esta el comportamiento de sus habitantes, su patriotismo, su amor por el mar y las playas, su constante preocupación por el bienestar de sus niños, que son innumerables y alegres, que permanecen en mi memoria. Estábamos impresionados con cuán ingeniosamente ellos enfrentaban todas las carencias que les han sido impuestas. Les vimos hacer ladrillos, por falta de cemento, para reconstruir las miles de casas destruídas por los tanques. Ellos nos confirmaron que hubieron 1.400 muertos -- incluyendo mujeres, niños y ancianos en el campo palestino -- durante esta "Operación Plomo Fundido" llevada a cabo por el ejército israelí, comparada con tan sólo 50 personas heridas en el lado israelí. Comparto las conclusiones del juez sudafricano. Que estos judíos puedan, ellos mismos, perpetrar crímenes de guerra es insoportable. Ay, la historia no nos da ejemplos suficientes de gente que extrae lecciones desde su propia historia.

¿Terrorismo o exasperación?

Sé que Hamas [partido de los luchadores de la libertad palestinos], que ha ganado las últimas elecciones legislativas, puede no ayudarlos que cohetes sean lanzados sobre ciudades israelíes en respuesta a la situación de aislamiento y bloqueo en que los gazanos viven. Pienso naturalmente que el terrorismo es inaceptable; pero es neceario admitir (desde la experiencia en Francia) que cuando el pueblo está ocupado por fuerzas inmensamente superiores a ellos mismos, la reacción popular no puede ser totalmente pacífica.

¿Le es útil a Hamas lanzar cohetes hacia Sdérot [pueblo israelí al otro lado de la frontera con la franja de Gaza]?

La respuesta es no. Esto no sirve a sus propósitos pero ello puede explicar esto como una muestra de la exasperación de los gazanos. Bajo la noción de exasperación, es necesario entender la violencia como la lamentable conclusión de situaciones inaceptables a las cuales han sido sometidos.

Por lo tanto, ellos pueden llamarlo, terrorismo como una forma de exasperación. Y este llamado "terrorismo" es un nombre inapropiado. Uno no debería tener que recurrir a esta exasperación, pero hay que tener esperanza. La exasperación es una negación de la esperanza. Es comprensible, diría que es casi natural, pero aún es inaceptable. Porque esto no permite a adquirir resultados que la esperanza posiblemente puede eventualmente producir.

No violencia: El caminio que debemos aprender a seguir.

Estoy persuadido a que el futuro le pertenece a los no violentos, la reconciliación de diferentes culturas. Es por esta vía que la humanidad entrará a su siguiente etapa. Pero en esto estoy de acuerdo con Sartre: No podemos excusar a los terroristas que lanzan bombas, pero podemos entenderlos. Sartre escribió en 1947: "Reconozco que la violencia en cualquier forma que pueda manifestarse es un revés. Pero es un revés inevitable porque estamos en un mundo de violencia. Y si bien es cierto que el riesgo de recurrir a la violencia es permanente, es también cierto que es el medio seguro para hacerla detenerse."

A esto añadiría que la no-violencia es una segura forma de hacer que la violencia se detenga. Uno no puede tolerar el terrorismo, usando a Sartre o en el nombre de este principio, durante la guerra de Argelia ni durante los juegos olímpicos de Munich en 1972, en el intento de asesinato contra los atletas israelíes. El terrorismo no es productivo y Sartre mismo se preguntaría al final de su vida sobre el sentido de la violencia y dudar de su razón de ser.

Sin embargo, proclamar "la violencia no es efectiva" es más imporante que saber si uno debe condenar o no a quienes se dedican a esto. El terrorismo no es efectivo. En la noción de la efectividad, una esperanza no sangrienta es necesaria. Si hay una esperanza violenta, está en el poema de William Appollinaire "la esperanza es violenta" y no en la política.

Sartre, en Marzo de 1980, a tres semanas de su muerte declaró: "Es necesario tratar de explicar por qué el mundo de hoy, que es horrible, es sólo un instante en un largo desarrollo histórico, que la esperanza siempre ha sido una de las fuerzas dominantes en revoluciones e insurrecciones y cómo todavía siento esperanza como mi concepción de futuro.

Es necesario entender que la violencia se opone a la esperanza. Es necesario preferir la esperanza, esperanza por sobre la violencia. La no-violencia es el camino que debemos aprender a seguir. También los opresores.

Es necesario llegar a negociaciones para quitar la opresión; esto es lo que permitirá no tener más violencia terrorista. Por lo tanto no debemos permitir que se acumule demasiado odio.

El mensaje de Mandela y Martin Luther King encuentra toda su pertinencia en el mundo que ha superado la confrontación de ideología [p.e. Nazismo] y el totalitarismo conquistador [p.e. Hitler]. Esto es también un mensaje de esperanza en la capacidad de las sociedades modernas de sobreponerse a conflictos por medio del mutuo entendimiento y una paciente vigilancia. Para alcanzar este punto es necesario basarse en derechos, en vez de violaciones, quien sea el autor, debe causar nuestra indignación. No hay que transar estos derechos.

Por una insurrección pacífica.

He apreciado, y no soy el único, la reacción del gobierno israelí cuando por la forma en que cada viernes los ciudadanos de Bil'in protestaban sin usar piedras ni la fuerza hasta el muro de separación. Las autoridades israelíes calificaron esto como un "terrorismo no sangriento". Esto es algo bueno... Es necesario ser israelí para calificar la no violencia como terrorista. Es especialmente necesario para ser incómodos [como le resultaba a los israelíes] por la eficacia de la no-violencia, que se encuentra para provocar apoyo, entendimiento -- el apoyo de todas las personas que en el mundo son adversarias de la opresión.

El pensamiento productivista, impulsado por Occidente condujo al mundo a una crisis de la que debe salir a través de una radical ruptura con el concepto de "crecer" no solo en el campo financiero sino también en el dominio de las ciencias y la tecnología. Ya es el momento de que las preocupaciones acerca de la ética, la justicia y el equilibrio duradero (económico y medio ambiental) prevalezcan. Porque son los riesgos más serios que nos amenazan. Ellos pueden poner fin a la aventura humana en el planeta, que puede llegar a ser inhabitable para los humanos.

Pero sigue siendo cierto que el progreso más importante fue hecho después de 1948 [año de la fundación de la ONU y la declaración de los Derechos Humanos]: descolonización, el fin del apartheid, la destrucción del imperio soviético, la caída del muro de Berlín. Por otro lado, los diez primeros años del siglo XXI fueron un periodo de degeneración. Esta degeneración es explicada en parte por la presidencia de George Bush, los eventos del 11 de Septiembre y desastrosas consecuencias que involucran a los Estados Unidos, tales como la intervención militar en Iraq.

Tenemos esta crisis económica, pero todavía no iniciamos una nueva política de desarrollo. Del mismo modo, la cumbre de Copenhagen contra el cambio climático no produjo una política real para la preservación del planeta.

Estamos en el umbral entre el terror de la primera década y las posibilidades de las décadas que siguen. Pero es encesario tener esperanza, es siempre necesario. La década anterior, la de los noventa, ha sido un tiempo de gran progreso. Las Naciones Unidas tuvieron la sabiduría de llamar a conferencias como la de Río sobre medio ambiente, en 1992, y la de Beijing sobre la mujer en 1995. En Septiembre del 2000, por iniciativa del secretario general de la ONU, Kofi Annan, los 191 miembros adoptaron una declaración con "8 objetivos del milenio para el desarrollo" de la que notablemente prometieron reducir la pobreza en el mundo a la mitad para el 2015.

Mi pesar está en que ni Obama ni la UE se han comprometido a lo que debiera ser su aportación por una fase constructiva, basada en valores fundamentales.

Conclusión.

¿Cómo concluir este llamado a la indignación? Diciendo todavía lo que, en ocasión del sexagésimo aniversario del programa del Consejo Nacional de la Resistencia dijimos el 8 de Marzo del 2004 -- somos veteranos de los movimientos de resistencia y fuerzas de combate de la Francia Libre (1940-1945) -- que ciertamente "El nazismo fue derrotado, gracias al sacrificio de nuestros hermanos y hermanas de la Resistencia y a las Naciones Unidas contra la barbarie fascista. Pero esta amenaza no ha desaparecido y nuestra ira contra la injusticia sigue intacta". No, esta amenaza no ha desaparecido por completo. Convoquemos una verdadera insurrección pacífica contra los medios de comunicación de masas que no propongan como horizonte para nuestra juventud otras cosas que no sean el consumo en masa, el desprecio hacia los más débiles y hacia la cultura, la amnesia generalizada y la competición excesiva de todos contra todos."

A todas las personas que harán el siglo XXI, les decimos con afecto:

CREAR ES RESISTIR; RESISTIR ES CREAR.